Página 1 de 1

UPDATE: SAN PETERSBURGO: VERANO 2019

NotaPublicado: 17 Oct 2019, 11:06
por La_profe
Buenos días a todos:

El verano de 2019 ya sólo es memoria. Pero sigue muy presente en mi cabeza y quiero dedicarle algunos artículos, todos relacionados con mi San petersburgo natal en la época actual.

Los artículos que empezaré a publicar estos días van a ser los siguientes:

- Las nuevas tiendas de productos finlandeses viewtopic.php?f=18&t=318&p=1052#p1052

- La “mazorca”: el rascacielos de San Petersburgo

- “La Gran Maqueta de Rusia” viewtopic.php?f=18&t=318&p=1053#p1053

- Un paseo por las afueras del barrio Moskóvski

- “La República de los gatos”, un museo interactivo.


Y quizá algunos más.

Espero que disfrutéis de la lectura.

1.jpg


Saludos,

La_profe

Re: SAN PETERSBURGO: VERANO 2019

NotaPublicado: 17 Oct 2019, 11:34
por La_profe
Tiendas de productos de Finlandia

CmI8QRmMZSM.jpg


Los productos “made in Finland” siempre han tenido mucha demanda en San Petersburgo.

Aún en la URSS, cuando el próspero país vecino era inalcanzable para la mayoría de los rusos a pesar de su proximidad a Leningrado, la gente podía adquirir algunos productos lácteos finlandeses (a partir de los años 50), embutidos, caramelos y mermeladas (a partir de los 80) en las tiendas de alimentación. Encontrarlos en las estanterías era una suerte.

Viola_by_Valio-1980-Especially_for_Wikipedia-GFDL.jpg
Queso finlandés de los años 1960


También se vendía ropa, cosmético, alcohol y otras mercancías de origen finlandés, pero no en tiendas del estado. Su venta era completamente ilegal. Los “fartsovschiki” (gente soviética que adquiría cosas a los extranjeros para luego venderlas) se reunían con los finlandeses dispuestos a venderles sus productos en las autovías y hacían el negocio. El único problema era el idioma, y quizá el joven Serguiéi Dovlátov, antes de haber llegado a ser uno de los mejores escritores rusos emigrantes de los años 1990, ingresó en el año 1956 en la Facultad de la lengua finesa de la Universidad Estatal de Leningrado por esa razón…

140183-sergei-dovlatov-chemodan.jpg


En fin que lo finlandés siempre se ha considerado bueno y de calidad, y ya después de la caída de la URSS poco a poco se empezaron a abrir en Rusia tiendas de marcas finlandesas de todo tipo y hasta algún supermercado propiamente finlandés, como los es “Prisma”.

Pero lo que no se había visto hasta los últimos dos o tres años eran unas tiendas pequeñas, kioskos incluso, de productos de alimentación o cosmético finlandeses que se pueden encontrar en cualquier barrio de Petersburgo.

XXL (1).jpg


XXL (2).jpg


XXL (3).jpg


Los leningradenses no tenían el lujo del que dispone casi todo petersburgués hoy en día: el multivisado finlandés.
Permite salir y entrar en Finlandia las veces que uno quiera.
¿Cómo no aprovecharlo para abrir un negocio?
Ahora ya no existen los “fartsovschiki”, ahora se trata de los “shopniki”, y son vendedores legales.

En los anuncios de las tiendas de productos finlandeses salen mensajes como estos:

«Hoy la adquisición de los productos finlandeses es una poderosa alternativa a la compra de los productos nacionales en los supermercados. Primero, porque los productos de Finlandia tienen una impecable calidad. Segundo, porque comprándolos en nuestras tiendas no tenéis la necesidad de viajar al extranjero. Y tercero, porque podéis encargarlos los productos que os interesan y os los traemos”.

“La mayoría de los productos finlandeses que vendemos nosotros son más baratos que los que vais a encontrar en los supermercados, y muchos de ellos ni se venden en Rusia. Podéis hacer la compra en tienda y online”.


No he comprado nada en estas tiendas, aunque sí que he entrado en algunas y encontré productos que ya conocía gracias a mis viajes a Finlandia. Es curioso, pero el precio es prácticamente el mismo que en el país de origen.


La_profe

Re: SAN PETERSBURGO: VERANO 2019

NotaPublicado: 24 Oct 2019, 10:42
por La_profe
El museo “Gran Maqueta de Rusia”

IMG-20190708-WA0010.jpg


El museo “Gran Maqueta de Rusia” abrió sus puertas hace un par de años, pero se hizo famoso desde los primeros días. Al principio había unas grandes colas para entrar, pero ahora, cuando sólo los más perezosos no han llevado allí a sus hijos, el museo se puede visitar sin problema cualquier día.

Ahora la Gran maqueta aparece en los artículos “¿Adónde llevar a tu hijo en San Petersburgo?” junto con el Zoo, el Oceanográfico, los paseos en barco por los ríos y canales de la ciudad y los museos interactivos que han invadido el centro de la ciudad.

Por muy bonito que sea el museo, tiene dos fallos: su alejamiento del centro histórico de la ciudad y sus altos precios.

Está situado en la parada de metro “Moskóvskie vorota”. A decir verdad, hasta el día en el que hicimos el viaje hasta allí para ver el museo, no la había pisado. Es una zona completamente periférica.

Siguiendo el callejero, llegamos hasta una calle que se llama Zastávskaya y luego, pasando por una pequeña calle de Kolia Tomchák, llegamos hasta la calle Tsvetóchnaia, en la que está el edificio del museo.

Por fuera es un edificio muy sencillo, de dos plantas y de color amarillo, que tiene un enorme aparcamiento al lado y un paso a nivel. ¡Como si se tratara de un aeropuerto!

maxresdefault.jpg


A la entrada del museo a los niños les saluda el Maquesha, un animalito redondo cuyos colores recuerdan la bandera del país. Tiene que ser difícil pasar el día metido dentro de ese traje hinchable que no te permite ni moverte por los pasillos, porque estás enchufado a un inflador eléctrico. Pero es un trabajo que quizá te permita vivir. Además de saludar a los niños, tiene que hacerse fotos con ellos cuando se lo piden.

pic001.jpg


Las taquillas, igual que el aparcamiento con el paso a nivel, parecían barras de check-in de un aeropuerto. Y allí fue donde dejé a los niños con la abuela y me fui para dar un paseo por lel barrio.

Así que a mí precisamente no me queda ningún recuerdo del museo, pero sí queréis informaros, aquí teneis:

- La página web de la Gran Maqueta (pinchando podréis ver toda Rusia dándose vueltas delante de vuestros ojos…¡es una pasada!)

https://grandmaket.ru/#promuseum

- El expectacular vídeo de la exposición (más completo imposible):

https://www.youtube.com/watch?time_cont ... 9PlP0b00I0

La_profe.

Re: NUEVO: SAN PETERSBURGO: VERANO 2019

NotaPublicado: 12 Nov 2019, 11:25
por La_profe
Por las calles del barrio Moskovski.

Mientras los niños estuvieron con la abuela visitando “La Gran Maqueta de Rusia” fui a dar un paseo por sus alrededores. Salí del museo que está en la calle Tsvetóchnaya y me puse a andar sin rumbo fijo.

DSC06661.JPG
Цветочная улица


5348024589796116_8523.jpg
Цветочная улица


La calle Tsvetóchnaya, a pesar de su bonito nombre (“calle de Flores”) es un lugar espantoso. Excepto “La Gran Maqueta” no tiene nada en absoluto. Al lado del museo hay enorme parque de aspecto triste y descuidado, y en la otra acera hay una antigua fábrica de máquinas que no da signos de vida. A ambos lados de la calle hay casas que en sus plantas bajas tienen tiendas de venta a granel de ropa, pinturas, etc., y también cafeterías estilo “comedor”, de esas que hay últimamente por toda la ciudad. También hay otros locales de dudoso aspecto. Lo mismo diría de la gente del barrio.

DSC06657.JPG
Заставская улица


78050.jpg
Заставская улица


Crucé a la calle Zastávskaya y llegué hasta una calle cuyo nombre es Lómanaya. Significa “quebrada”. ¿Cómo es? Aún peor que las dos anteriores. Un garito con el nombre de “Shawerma” (el kebab a lo petersburgués), una tienda de alimentación, una tienda de ropa china, otro café “shawerma” cuyo característico olor se dispersa por toda la calle…

XXL.jpg
кафе "Шаверма"


Pero, aún así, es una calle con historia.

Uno de los edificios atrajo mi mirada, porque era muy antiguo. Su pertenencia a la época de Pedro Primero saltaba a la vista. Le hice fotos para luego buscar información sobre él por internet. Y encontré algo. En efecto, fue construido en aquella época. La calle entonces empezaba a formarse y se encontraba en plenas afueras de la ciudad. Salió bastante torcida, por eso le dieron ese nombre. Era una de las primeras calles del futuro barrio Moskovski.

79_big.jpg
"Ленремточстанок"


Y en ese edificio antiguo que, posiblemente, hubiese sido la finca de algún noble, se instaló en la época soviética una fábrica con un nombre muy típico para este tipo de organizaciones: “Lenremtochstanok”. Algo como “Reparación de mecanizado de precisión de Leningrado”, todo abreviado, por supuesto. Y ojo que la fábrica sigue en funcionamiento y no ha cambiado de nombre.

69350.jpg
"Ленремточстанок"


Por aquella calle Lómanaya en la que se pueden encontrar solamente los visitantes de la Gran Maqueta y la gente del barrio, llegué hasta una avenida grande de aspecto importante y me sorprendí al ver que no era una avenida cualquiera sino la Lígovski que pasa por allí y termina en la Nevski. Esto significaba que a pesar de ser una zona periférica, no quedaba tan lejos del pleno centro. Bastaba con andar por la Lígovski o recorrerla en autobús para volver a la parte más conocida (y más acogedora) de Píter.

DSC06656.JPG
Московские ворота (Московский проспект)


Por la Lígovski llegué hasta la gigantesca Moskovski y siguiendo el camino de por la mañana volví al museo.
- ¿Qué tal? –pregunté a mi madre. – ¿Os gustó?
- Hombre, sí, -me contestó ella, - Dijo tu hija que… ¡con mucho gusto se quedaba allí a vivir!

Aquel día el paseo que dí me pareció bastante insignificante en cuanto a las impresiones. Así es como la gente mata el tiempo, vagando de aquí para allá.

Y ahora lo estoy recordando como algo muy especial y me gustaría poder volver atrás para vivirlo de nuevo. ¿Por qué siempre es así?

La_profe

MKPortal ©2003-2019 mkportal.it